Los clientes de este pequeño apartamento, son una pareja joven, querían que su apartamento fuera luminoso y acogedor, el lugar donde se puede relajarse y recuperar la energía. El espacio está organizado de tal manera que hay espacio para todo, por lo tanto la sala combina todas las funciones y es a la vez una sala de estar, un dormitorio y un estudio. En amoblar se utilizaron tonos cálidos y estilo minimalista.