El área total del restaurante es aproximadamente de 300 m2. En el concepto del interior se mezcla el estilo loft con elementos clásicos. Inicialmente, el espacio tenía elementos antiguos: cornisas, bigas y molduras en el techo, que fueron conservados y pintados en color grafito oscuro. En la decoración se utilizaron motocicletas. En el interior se utilizaron principalmente tonos oscuros, texturas ásperas. Materiales de acabados: hormigón, madera, ladrillo, cuero, vidrio y metal. El interior resultó ser brutal, pero al mismo tiempo con elementos de elegancia.