El área total de la casa es de aproximadamente 80 m2. La distribución del espacio de la casa es flexible. La ubicación de la casa, que está en el bosque, ha marcado la pauta para el concepto. La vida silvestre parece penetrar a través de ventanas panorámicas desde ambos lados de la casa, y parece una extensión natural en su interior. En el acabado sólo se utilizan materiales naturales: madera y piedra. La zona de la cocina y la sala de estar está dividida por dos troncos de árboles, los candelabros de la cocina se asemejan a las coronas de los árboles. La pared al fondo de la sala de estar está decorada con tocones pequeños y las mesitas bajas de centro son tocones reales. Por lo tanto, la casa casi se fusiona con el medio ambiente, y parece una continuación de la vida silvestre.